PARA DEMOCRATIZAR LA MEGALÓPOLIS, DAR VOZ A LOS CIUDADANOS

image_pdfimage_print

mesasgt2La crisis ambiental de las últimas semanas ha venido a poner en evidencia el descuido y la corrupción de los gobernantes y funcionarios públicos de todas las entidades de la región metropolitana. Se han conocido los problemas de coordinación entre las entidades, en la medición de la calidad del aire, en el control de los vehículos contaminantes, en el transporte público de millones de personas que viven en municipios conurbados y trabajan en la CDMX o viceversa, en la disposición de deshechos sólidos y de basura, en el abasto de agua, en la seguridad.

Por todo ello la Constitución de la Ciudad de México, que será aprobada por la Asamblea Constituyente, no puede limitarse a garantizar derechos y establecer principios de organización política de la ciudad como si ésta terminara en banqueta sur de una avenida, y el resto de la calle ya no importa porque formalmente, se trata de “otra entidad ”.

Una constitución de la CDMX que no contemple la región, sus problemas y sus habitantes, nacería obsoleta desde antes de ser aprobada. Probablemente no se pueda decidir desde aquí qué deben hacer las demás entidades, pero si se puede plantear los principios para resolver interrogantes fundamentales, como: ¿Cómo organizar la representación en una megalópolis que presenta una mancha urbana continua? ¿Cómo debemos dividir el espacio urbano para que garantizar que los habitantes puedan  ejercer sus derechos políticos?  ¿Qué aspectos corresponden a cada nivel de gobierno?

En un esquema de democracia política hay cuando menos tres cuestiones que considerar-  a) el derecho a votar por los gobernantes – o legisladores- o representantes- como el cabildo; b) el derecho a ser votado;   y c) el derecho a tener información puntual y oportuna de lo que hacen los gobernantes y los representantes en todos los casos y a ser consultado sobre las políticas públicas o decisiones de los gobernantes que nos afectan.

En el Decreto de Reforma Política de la Ciudad de México publicado el 29 de enero de 2016, se mencionan en el art. 122 inciso XI los mecanismos de coordinación entre la CDMX, los estados y los municipios conurbados.  Pero no se toma en cuenta el derecho de los habitantes de esta región de tener una representación política en ese Consejo de Desarrollo Metropolitano.  Lo cual plantea un grave déficit democrático para toda la región.

La Constitución de la CDMX debe contemplar una forma de representación en el Consejo de Desarrollo Metropolitano, tratando de que en otras entidades conurbadas se otorguen derechos similares a los ciudadanos.

One thought on “PARA DEMOCRATIZAR LA MEGALÓPOLIS, DAR VOZ A LOS CIUDADANOS

  1. JOSE LUIS DE GANTE says:

    ¿representación política en el Consejo de Desarrollo Metropolitano? que no para eso elegimos diputados?… si necesitamos una representación ciudadana para que tenemos legisladores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.