Evaluación de los gobiernos perredistas y voto de castigo en la elección de Jefes Delegacionales del Distrito Federal

image_pdfimage_print

jefedelEn el Distrito Federal el Partido de la Revolución Democrática ha dejado de ser el partido predominante en el plano electoral. De 14 demarcaciones que gobernaba previo a los comicios de 2015, sólo le quedan seis, Morena conquistó cinco, el Partido Revolucionario Institucional se llevó tres y el Partido Acción Nacional dos. Asimismo, en el plano legislativo Morena obtuvo 18 de los 40 distritos locales para la Asamblea Legislativa, frente a los 14 del PRD.

La debacle del PRD en la capital, según las impresiones del presidente del PRD, Raúl Flores, fue producto de la fragmentación de los votantes de izquierda, a partir del surgimiento de nuevas fuerzas partidarias, entre las que figura Morena. Esta justificación minimiza la posición crítica de los capitalinos ante los sellos de gobierno perredistas de los últimos años, caracterizados por la poca transparencia en el ejercicio de los recursos públicos, la falta de atención a las problemáticas urbanas, la manipulación programas sociales con fines electorales y el uso político de las estructuras delegacionales por parte de las principales facciones de ese partido.

Entre las variables que podrían explicar los cambios en la geografía electoral del Distrito Federal destaca el voto de castigo hacia los gobiernos en turno; es decir, entre los factores que incidieron en el comportamiento electoral de los capitalinos está la sanción a una deficiente atención gubernamental o la percepción de que las políticas implementadas por los gobiernos delegacionales no han sido las más adecuadas para mejorar el nivel de vida de sus habitantes. De esta forma, por medio de la alternancia en los gobiernos locales, se trata de decirle a un partido (en este caso al PRD) que ha defraudado a la ciudadanía.

Recuperando los índices de eficacia delegacional construidos en el portal: www.piensoluegovoto.mx, podemos evaluar en qué medida l@s ciudadan@s ejercieron un voto de castigo en las pasadas elecciones y con base en qué lo decidieron. Así, por ejemplo, la mayoría de las delegaciones que experimentaron alternancia obtuvieron regulares índices de gestión y atención a las solicitudes ciudadanas (Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras y Xochimilco), o entregaron información de gestión incompleta obteniendo una calificación negativa por default (Milpa Alta y Tlalpan). Las únicas excepciones fueron Miguel Hidalgo y Tláhuac, estas reportaron buenos índices de eficacia en la atención a las gestiones delegacionales, pero sus habitantes eligieron a Xóchitl Gálvez del PAN, en la primera, y a Avelino Méndez Rangel de Morena, en la segunda.

Índices de eficacia en la gestión delegacional y cambios electorales en la elección de Jefes Delegacionales

nuevos-delegados

Con información de:

http://diario.mx/Opinion/2015-06-08_5fb6e9ba/voto-de-castigo/

http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/prd-capitalino-reparte-culpas-de-su-fracaso.html

http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2015/morena-obtiene-mayoria-en-la-aldf-1106403.html

www.piensoluegovoto.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.